martes, 8 de mayo de 2012

Capitulo 3

El Capitolio

Ahora es el momento en el que les damos unos minutos a los elegidos para que se despidan de sus familiares. No lo hacemos porque nos de pena, ni mucho menos, lo hacemos por la simple satisfacción de ver sus ojos llenos de lágrimas suplicando que no se los lleven, ver como sus hermanos pequeños se aferran a sus piernas mientras ellos les ruegan que no pidan ni una sola tesela. Las teselas... cuantos muertos de hambre nos piden teselas todos los años, una miserable cantidad de comida se les proporciona a cambio de que su nombre entre más veces en la urna, y no se puede volver atrás, cada año aumenta y nunca disminuyen. Según he estado investigando en los archivos, casi todos los tributos de este año han pedido teselas aunque la que les lleva una gran ventaja es esa repelente niña del distrito 12, Katniss Everdeen, con 20 papeletas. Y que haya salido su hermana que era la primera vez que participaba... qué irónico, pero maravilloso.
Ya están saliendo todos de despedirse y se dirigen al tren para venir al Capitolio. Los de los distritos 1 y 2 van con la cabeza bien alta saludando a todo el mundo, orgullosos por haber salido elegidos, los demás... simplemente sonríen, algunos-la mayoría debería añadir- aun están llorando, otros como el del distrito 12, tienen los ojos rojos e hinchados de haber llorado y su compañerita no parece ni inmutarse de que todo Panem la observa.

Una vez llegan al tren, los enviados del Capitolio les enseñan cuales serán sus compartimentos. Se creen que en el tren están solos, pero aunque no lo vea todo Panem, nosotros sí lo vemos, por si tratan de hacer algo contra el Capitolio o se les ocurre matarse antes de llegar o cualquier otro altercado que pudiera ocurrir. Nos encanta llenarles de lujos los días previos a sus muertes para que una vez en la arena sufran más el no tener comida, agua, o simplemente donde dormir. Mientras más se atiborren de nuestra deliciosa comida, peor lo pasarán una vez dentro, pero eso ellos no lo saben...
Los mentores de cada distrito empiezan a darles consejos de cómo deben actuar, qué es lo que les ayudará a conseguir patrocinadores, donde deben ir, qué deben buscar, cómo deben sobrevivir. Bueno todos menos el estúpido de Haymitch Abernathy que está tan borracho como siempre y en lugar de ayudar...

-Jajajajajajajaja-escucho risas a mi al rededor.-Cretino, jajajajajaja.
Miro a donde miran todos la pantalla del tren del distrito 12 y veo que el imbécil ha vomitado y se ha caído en su propio vomito. La más inteligente de ahí es Effie Trinket que no duda ni un segundo antes de salir de allí. Me pregunto si los chicos harán lo mismo. No, veo que entre los dos lo cogen y lo llevan a su compartimento, el muy idiota no se ha enterado de lo que ha pasado. Cuando llegan se disponen a desvestirlo para darle un baño, pero la cara de asco de la chica le hace sentir lástima y el chico le dice que puede hacerlo solo. Oh, pero qué caballeroso por su parte. Yo habría dejado a Haymitch ahogandose en su propia mierda y no me habría importado. El muchacho se asegura de que no haya nadie cerca para hablar con su mentor.
-Haymitch... ya... ya se que yo no tengo ninguna oportunidad de ganar, pero... esto... me gustaría que por una vez... bueno a parte de ti, claro, haya un vencedor en nuestro distrito.
- ¿Me estás diciendo que quieres ganar? Jajajajajajaja, no puedes hablar en serio.
Haymitch ríe como un loco y el chaval parece a punto de perder los nervios. Imbécil, debería haber echo lo mismo que la chica y marcharse de ahí.
- No, claro que no, te estoy diciendo que quiero que gane ella- dice gritando.
El borracho de su mentor parece reaccionar porque lo mira fijamente antes de responder tranquilamente.
- Bien, haré lo que pueda... dejame, puedo bañarme solo... mañana, mañana en el desayuno hablamos.

Qué asco dan, se creen que esa va a poder ganar, ya pueden ir pensando en varios milagros para lograrlo, porque el puesto de vencedor este año ya está ocupado, se llama Cato y la va a destrozar.
Finalmente llegan todos al Capitolio, miran con ojos extrañados, se nota que nunca habían visto algo tan maravilloso como nuestro fabuloso Capitolio. Pobres ilusos, la primera vez que ven algo así y la última para todos menos para uno. Parecen peces salidos de una pecera y echados directamente al mar, todo esto les viene grande, no se merecen ni siquiera mirarlo, ni poner un solo pie aquí... todo sea por poder disfrutar de uno sangrientos, crueles y despiadados juegos del hambre.

Los mas inteligentes ya empiezan a saludar a la gente del Capitolio, sus mentores les han acosejado bien y saben que para sobrevivir necesitan patrocinadores, y para conseguir patrocinadores necesitan gustar a la gente... Muestran todos sus lados más encantadores, saludan a las cámaras y sonríen, menos las más tontas, que tienen cara de asco y repulsión y eso a mis queridos ciudadanos, no les gusta...
-Bien Katniss, sigue así, me estas haciendo todo esto mucho más fácil de lo que pensaba. Con estos juegos el distrito 12 nunca volverá a saludar con esos insignificantes tres dedos. Quien desafía al Capitolio que se atenga a las consecuencias...

6 comentarios:

  1. Woooooow!!! Me encanta!! Sigue así, quiero ya el cuarto capítulo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas graciaaas(:
      No creo que hoy pueda subir el cuarto, los exámene... pero mañana sin falta estará aquí :)

      Eliminar
  2. Me encanta!! Es preciosa!! Yo tambien tengo un blog cuando puedas pasa y comenta plis!!
    http://alexanewbeginning.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muhas gracias ^^
      Ya he visto tu bog y es increíble :D

      Eliminar
  3. Me encantaaa (; esta genial quiero mas capitulos !! Jajajaja y me gusta que no sean cortos :) sigue que estan muy bien

    ResponderEliminar